Aura, Carlos Fuentes

* Junio 17. Carlos Fuentes, Aura, Carlos Fuentes.
El ensayo de Mario Mendoza (no es el galeno) sobre Aura  en la edición Cara y Cruz de Editorial Norma:

Aura de Carlos Fuentes.- Un aquelarre en la calle donceles 815


Otros cuentos de Carlos Fuentes. Chac Mool, Chac Mool (figuras).


A propósito del cortometraje nos cuenta Raimundo Pinaud: 

Hoy fui al centro con la finalidad, entre otras, de conocer a la que interpretó el papel de Consuelo. La encontré en lo que debe ser su sitio habitual de trabajo: Chupaba una paleta que retiró de su boca apenas los escasos segundos que necesitó para contestar con una afirmación lacónica y desprovista de entusiasmo mi pregunta sobre su participación en el corto metraje.



Cortometraje de Vanessa Pérez basado en Aura de Carlos Fuentes.

Larga conversación a partir del perro emaciado de Fuentes en Aura:
 Para Mario Mendoza
Anoche, mientras comentábamos en el C. de L., la novela "Aura", de Carlos Fuentes, apareció la palabra "emaciado", y no la encontramos en el diccionario. Yo alegué que sí debía existir porque recordaba un poema tuyo que hablaba de "un perro emaciado por la lluvia".
¿De dónde sacaste esa palabra, que no aparece en el DRAE?.
Sícalo
Emaciación si figura en el DRAE, no así emaciar ni emaciado.
Además, a pesar del DRAE, o precisamente por él, el Dr. Mendoza debería agasajarnos con su perro emaciado ...
 
Raymundo Pinaud
CANTO LLENO DE UNA REMOTA ESPERANZA
Como un perro emaciado por la lluvia,
cansado, pálido, cetrino, frío,
turbio de sol, tranquilo, obsceno, limpio,
puro de luna y cielo y sol amigos
busco con lenta furia versos, besos,
paisajes, sueños, cánticos perdidos.
La noche se me llena sin quererlo
de aquella infancia llena de misterio:
mi padre, su mirada, ancho su abrazo,
su corazón de miel y fuego y fuego,
su frente clara, sus camisas rotas,
el hilo de mi madre en los remiendos.
De aquí ya no se más:
el tiempo amargo
quiere llevarse todos los recuerdos.
El viento de estos días me traiciona...
¡No se cómo ganársela al silencio!
("De nuevo en este tiempo", Ediciones Tercer
Mundo, Bogotá, 1985, pag 26)
Mario Mendoza
Excelete el aporte, Mario. No sé, se me ocurre que podría ser un punto de partida para explorar y explotar el tema del perro en la literatura: además de éste — en buena hora bien habido hoy —  y del malhadado Tim Johnson — aquel de Mr. Harry Johnson en To kill a mockingbird  — quizás encontremos otros, tal el Mísero can, hermano de los parias, de Anarkos, etc, etc.
...O "El sabueso de los Baskerville", de Arthur Conan Doyle...
¡Claro! Por mi parte, confieso que se me quedó en el tintero el perro del viejo Salamano, el vecino de Meursault en El extranjero ...
...Y "La Malpapeada", perra "favorita" de los cadetes de la Escuela Militar Leoncio Prado, en "La ciudad y los perros", de M. Vargas Llosa.
Y así, sucesivamente, hasta llegar al Can cerbero.....
Raimundo
No se olviden de Argos, el perro de Ulises...
Mario
No hay que olvidar que, por algo así como por antonomasia, los animales pueblan las fábulas. Y que Iriarte escribió una, deliciosíma, sobre galgos y podencos ...


Imposible, al releerla, no percibir el acento gachupín de los Hermanos de las Escuelas Cristianas...
Raimundo
Nos hemos olvidado del perro (o mejor, perra, o mejor, perrilla) más famoso de la picaresca literaria: ...."Es flaca sobremanera/ toda humana previsión..." ¿O no?
Mario
De acuerdo: inolvidable debería de ser por siempre la sarna perrosa de Marroquín.
Perdón, quise decir deliciosísima pero aún no había terminado de despertarme ...
Y que decir de este "tuertazo"

Se murió Mussolini, aquel lindo perrito
de la bella Margot de Zubiría,
Cada diez, haríamos un balance, tal y como a continuación:

1.  “Como un perro emaciado por la lluvia, ...”

2.  “... el malhadado Tim Johnson — aquel de Mr. Harry  
     Johnson en To kill a mockingbird ...” 

3.  “... tal el Mísero can, hermano de los parias, de Anarkos,...”

4.  ... O "El sabueso de los Baskerville", de Arthur Conan 
     Doyle...

5.  “... el perro del viejo Salamano, el vecino de Meursault en El 
     extranjero ...

6.  ...'Y "La Malpapeada", perra "favorita" de los cadetes de la 
     Escuela Militar Leoncio Prado, en "La ciudad y los perros", 
     de M. Vargas Llosa.'

7.  “No se olviden de Argos, el perro de Ulises...”

8.   “Y que Iriarte escribió una, deliciosísima, sobre galgos y 
      podencos ...

9.   "Es flaca sobremanera/ toda humana previsión..."

10. "Se murió Mussolini, aquel lindo perrito de la bella Margot de 
       Zubiría"

Claro que estos meses de aciagas barridas en las urnas están mas a tono con:

¡Ah, perro miserable,
que aún vives del cajón de la bazofia,
—como cualquier político— temiendo
las sorpresas del palo de la escoba!
Raimundo 
¡¡Qué de perrerías!!
Al paso que vamos, terminaremos con "Ahí viene la perra...",
del inmortal Alejo Durán...
Sícalo
Los creadores de Lassie, me piden que por nada la dejen por fuera...
Raimundo
Tenemos también a Ugolina, una perra de Saramago, creo que del "Ensayo sobre la ceguera"...
Hay un señor Villalobos que se queja porque lo hemos olvidado...
Mario
Le puedes mandar una Gata en caso de que se ponga rabioso 
I. Vélez
...Y también tu compadre, el paradigmático "Perro" Vargas...
Sícalo
Hola a todos, ya que hablan de perros famosos. Les copio el siguiente texto, desde Fafka y finalmente agrego a Bierce:

PERROS EN LA LITERATURA

Vida de perros, por Pablo de Santis (Ñ, Clarín)

  
Los animales  han sido protagonistas de innumerables obras literarias, cuentos, novelas, poemas, dramaturgia, inclusive muchas de estas obras llevadas al cine. Muchos escritores además se han declarado públicamente admiradores de los animales y le han atribuido a sus mascotas el rol de musa inspiradora. Algunos -como el argentino Osvaldo Soriano-, han dicho que sin sus mascotas permanentemente acompañándolos no podrían haber escrito sus novelas (Soriano inclusive aseguró que una de sus obras más importantes no fue escrita por él, sino por uno de sus gatos, quien le narró al oido el relato).

De todos los animales que han protagonizado obras literarias, y de todas las mascotas que acompañaron a los autores en el proceso creativo, recorramos rápidamente aquellas creaciones donde los protagonistas son perros.

El primer perro de la literatura quizás sea Argos, el perro fiel de Ulises, que tiene una aparición muy breve, pero trascendental en la gran obra de Homero, La Odisea. Argos, olvidado y abandonado, lleno de pulgas, se arrastra moribundo hasta los pies de Ulises cuando éste regresa luego de su viaje. Argos busca la última mirada de su dueño, y entonces allí muere.

El coloquio de los perros es una de las Novelas Ejemplares de Miguel de Cervantes Saavedra. Un diálogo entre dos perros, en el que Berganza le cuenta a Cipión sobre su vida. Esto ocurre durante las noches, ya que es el único momento en que los perros pueden hablar.

Franz Kafka no sólo sumó cucarachas a sus relatos, también a perros. Investigaciones de un perro, es un relato kafkiano en todo sentido, asfixiante, complejo y laberíntico.
Virginia Woolf escribió en 1933, Flush, que es considerada una de las mejores novelas protagonizada por un perro, donde se relata un hecho real, la vida de Flush, el perro que le regalan a la poetisa Elizabeth Barrett, para que la acompañe durante su período de recuperación de una serie lesión en la columna. Así, al principio de la novela, Elizabeth y Flush pasan los días dentro de un cuarto, siendo ese todo el mundo, pero luego el perro sale a la calle y conoce la ciudad y a otros humanos.

En distintas obras de ciencia ficción y también en novelas de terror, los perros han aparecido en varias ocasiones. Siempre, los perros han sido una forma de observar, criticar o analizar el comportamiento de los hombres y la sociedad humana.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Tambien hay un relato de Ambrose Bierce que se llama "Aceite de Perro", pero precisamente aqui los perros no salen bien librados.

Saludos.
Alejandro Salgado
O con "Eg turcun perro" ..
Lassie tendría que pelear la clasificación con Snowy, el fox terrier de Tin Tin.  
Raimundo
¿Y se van a olvidar de Snoopy?
I. Vélez
Cervantes no sabe que hacer con El perro del hortelano ...
Raimundo
 Que entre otras vainas, además de ser una obra de teatro en verso de Lope de Vega (no de Cervantes) es una bellísima película dirigida por una mujer de apellido Miró, que bien valdría la pena ver.
Mario
Precisamente por eso, Mario, decía que no sabía Cervantes qué hacer con él —salvo citar su refrán en La Guarda cuidadosa: "El perro del hortelano, que ni come las berzas ni las deja comer".
..que es obra de Lope de Vega, dicho sea de paso...
Raimundo


Para mí la perra favorita era la de "Ahí viene la perra" ...Ay que perra tan valiente/ que mordió a su dueño...
Bueno pero otro español sí supo qué hacer con el Perro Andaluz
Pacho
 

 
 


Nos dice Alfredo García


El  jueves, al despertarme, me vino a la conciencia la idea de Aura; obra sobre la que dialogamos el miércoles y tal como me ha sucedido, a veces, en mi conciencia, sin ninguna intencionalidad,  surgió de improviso la explicación de la trama. Me pareció necesario contrastar  la interpretación con alguno de los asistentes, nadie respondió a mi llamado, con la excepción de Nacho, quién sorprendido, cuando le expliqué el motivo de la llamada, me dijo te vas a volver loco. Creo que por compasión no dijo, ¡estás loco! Sin embargo, cuando le narré el eco de lo leído, con una suave risa comprensiva y tolerante, respondió: envíalo por correo electrónico.
El análisis que transcribo, por supuesto,  hace parte de la ficción en la cual los escritores con su portentosa imaginación acomodan la realidad a su interpretación subconsciente, en la que la razón está al servicio de la iluminación interior sin el filtro del razonamiento “lógico”.
Escribo lo anunciado: ¿quién o cómo se inicia la acción? Aparece un clasificado en la prensa solicitando un historiador. Felipe, como hacen los desempleados, sentado en una cafetería, fumando un cigarrillo, esperaba la oportunidad de salir de su mojosera (1). Pensó, ni mandado a hacer. Buen sueldo, casa, comida y lo que creo saber ejecutar, un análisis biográfico de los textos  escritos por  una persona. La casa, con símbolos de la opulencia del pasado, le da ánimo a Felipe y vuelos a su estómago desguarnecido para  mirar a las penurias que atrás deja y, sin presentirlo, entra en el mundo alucinante de la superstición, de la hechicería, de la magia o de lo mágico.
Consuelo conoce que “el Diablo sabe más por viejo que por Diablo” y le muestra a Felipe, el cazador, a quién le está preparando una añagaza o cacería sobrenaturalmente inteligente; le muestra, repito, el anzuelo( Aura) que lo incite amorosamente y lo excite sexualmente. Esto último es supremamente importante para Consuelo que tiene, por lo menos, 50 años de una abstinencia sexual obligada por su edad y sus exigencias de un macho joven, vigoroso, con las hormonas burbujeantes como el agua en ebullición. Además, está hastiada del VINUM SABBATTI y desconsolada de los consuelos que le prodigan los íncubos, que no es más que una masturbación diabólica.
Es tan cierto lo expuesto, que M. Mendoza en su ensayo amplía la idea de Michelet expuesta en el epígrafe de la novela: “(…) la mujer (…) tiene dos alas infinitas, las alas del deseo y de la soñadora fantasía”
Dice Mendoza, que Montero comienza a sospechar la consonancia Consuelo-Aura por las fotografías. “las fotografías son el espejo del pasado”. Hago una digresión para llamar la atención de que Juan Rulfo utilizó en extenso la fotografía para darle vuelo a su imaginación.
Al final, Consuelo logra su cometido, se despacha al chivo expiatorio en el altar de la amplia cama preparada para el rito del amor desesperado de Consuelito.
Un saludo cordial a todos. AGZ

(1) Mojosera Llevadera, estar mondao, sin plata. Ver 

Diccionario costeño




Aporte de Raymundo Pinaud: 
"... La ves de lejos: hincada, cubierta por ese camisón de lana burda, con la cabeza hundida en los hombros delgados: delgada como una escultura medieval, emaciada: las piernas se asoman como dos hebras debajo del camisón, ... 

Carlos Fuentes, Aura, (1961).

... In stature she was tall, somewhat slender, and, in her latter days, even emaciated. I would in vain attempt to portray the majesty, the quiet ease, of her demeanor, or the incomprehensible lightness and elasticity of her footfall...

... She had just awakened from an unquiet slumber, and I had been watching, with feelings half of anxiety, half of vague terror, the workings of her emaciated countenance...

Edgar Allan Poe, Ligeia, (1845)."


Envía Alejandro Salgado:

Hola a todos los asistentes el dia de ayer a la tertulia. Queria compartirles varios documentos que me gustaron para complementar la lectura de Aura, sobre temas especificos e interpretaciones distintas. Inicialmente, me gustaria abordar el tema de: Simbolismos y Ritualidad en la Novela "Aura". El día de ayer comente uno de los simbolismos, y es el de la presencia del color verde en la historia. Pues aqui una pequeña reflexión:
"Es importante destacar en este momento la incidencia simbólica del color verde, como si fuese ese color, nombrado numerosamente en el texto, el color implícito del Aura, que no sólo cubre al personaje del mismo nombre, cuyos ojos son verdes y siempre viste de tafeta verde en la novela, sino que irrumpe en otros espacios. Uno de ellos es la casa llena de musgo, plantas y limosidades: de verde olivo son los tapices y las alfombras, la bata de la vieja Consuelo, sus ojos también. El verde es una tonalidad constante que abunda en las descripciones del texto. Cito algunas incidencias:
 
"Al fin podrás ver esos ojos de mar que fluyen, se hacen espuma y vuelven a la calma verde, vuelven a inflamarse como una ola: tú los ves y te repites que no es cierto, que son unos hermosos ojos verdes idénticos a todos los hermosos ojos verdes que has conocido."
               "...una botella vieja y brillante por el limo verdoso que la cubre."
               "...tu hermosa Aura vestida de verde."
  " Ah Consuelo, mi joven muñeca de ojos verdes... siempre envuelta en ropas y velos color verde como tus ojos..."
               "...unas manos han rasgado por la mitad su falda de tafeta verde..."
  "...y recorres con la mirada el cuarto: el tapete de lana roja, los muros empapelados, oro y oliva, el sillón de terciopelo rojo, la vieja mesa de trabajo, nogal y cuero verde..."
 
Pero ¿qué simbología se esconde detrás de esta incidencia sistemática del color verde en el texto de Aura? El verde es un color femenino (un elemento más para sumarse a este universo de mujeres), se dice que dentro de la representación de la complementariedad de los sexos: el rojo es un color macho y el verde un color hembra. Otro signo significativo en su simbología no es sólo que representa la esperanza, su connotación más conocida, sino que es sinónimo de fuerza y longevidad. Es el color de la inmortalidad, que simbolizan universalmente los ramos verdes.

También el color verde es parte importante en el mundo de la sicología y de la psiquis humana y se ha desarrollado un complejo estudio terapéutico basado en que el color verde en cuanto color representa: el regressus at uterum. La necesidad del hombre de buscar un entorno natural que ayude a escapar de lo artificial, del mundo moderno, ha llevado a los estudiosos de estás áreas a  comprobar que es el color verde el que recupera consciente o inconscientemente esta tranquilidad frente a esta inquietud. El diario de un esquizofrénico citado por Durand lo muestra de manera explícita: "Me sentí deslizar, escribe el enfermo próximo a la curación, en una paz maravillosa. Todo era verde en la habitación. Creía que estaba en una balsa, lo que equivalía para mí a estar en el cuerpo de mamá...Estaba en el paraíso en el seno materno."

También para Felipe Montero, la casa (útero metafórico), la presencia de Aura y la misma Consuelo representan un estado de paz y de vuelta a los orígenes:
 
"Tocas las paredes húmedas, lamosas; aspiras el aire perfumado y quieres descomponer los elementos de tu olfato, reconocer los aromas pesados, suntuosos, que te rodean. El fósforo encendido ilumina, parpadeando, ese patio estrecho y húmedo..."(...) PARA SEGUIR OBSERVANDO EL ANALISIS DE SIMBOLOGIA Y RITUALES, ADJUNTO DOCUMENTO DE Cecilia Eudave.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Además de "El Simbolismo y rituales en Aura", les recomiendo otro documento: "El Fantasma de Eros: Aura de Carlos Fuentes", de Maria C. Albin. Columbia University. El enlace es:
http://132.248.101.214/html-docs/lit-mex/17-1/albin2.pdf

Otro documento es: "La Imaginación Enfermiza: La Ciudad Muerta y el Gótico en AURA de Carlos Fuentes", de Miguel Á. Náter. Universidad de Puerto Rico. El enlace es: http://www.revistaliteratura.uchile.cl/Archivo_PDF/88_109_99_RCHL-64-Estudios4.pdf

y finalmente un análisis de la obra: http://www.inabima.org/BibliotecaINABIMA/A-L/F/Fuentes,%20Carlos/AURA%20de%20Carlos%20Fuentes%20%20An%E1lisis.pdf

En general, la historia me parecio genial y te invita a preguntarte muchas cosas o enigmas que surgen al finalizar o en el transcurso de la lectura. Espero les gusten las lecturas.


Sobre el uso de la palabra landa (que incluye Carlos Fuentes en Aura) dice Raimundo Pinaud:
Etimología = "lant", proveniente del antiguo alto alemán (desde comienzos de la tradición escrita hasta el siglo XI de la era común).

Acepciones 1 y 5 como sigue:

1. Parte de la superficie de la tierra no cubierta por agua.

5. Región políticamente autónoma, delimitada por fronteras.

Dice I. Vélez que el DRAE la incluye como
landa.
(Del galo landa, tierra).
1. f. Gran extensión de tierra llana en que solo se crían plantas silvestres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario