La Luz Difícil, de Tomás González



Hola a todos, el día de hoy dimos inicio al Ciclo de Literatura Colombiana Contemporánea. Iniciando con "La Luz Difícil" de Tomás González. Presentado por Bebela Vargas y Glenda Vergara.

La sesión estuvo concurrida, lo que me hace pensar que hay interés en conocer a los escritores contemporáneos colombianos. 

Y mejor no pudimos iniciar, Tomás González, sin dudas uno de los mejores escritores colombianos contemporáneos. Había leído sus cuentos y me gustaron mucho. "La Luz Difícil" es la primera novela que leo de él y me gustó mucho. Como les había mandado en un correo anterior, bellas descripciones, que describiría entre costumbristas y urbanas. Una narración atemporal en primera persona de un hombre que dibuja sus recuerdos con la destreza de la pluma de González, que sabe hilar con maestría la historia y sabe guiar al lector con cuidado y tacto por los recovecos más hondos del alma humana, sobre todo cuando es el dolor lo que la abarca. 

La presentación de Bebela y Glenda fue excelente, se abordaron muchos detalles de la vida del autor, los tintes autobiográficos de la novela, características de la novela, el cuidado, amor y respeto que tiene por sus personajes, aunque se encuentren y actúen por fuera de los bordes de la moralidad, son seres humanos de carne y hueso que viven a diario y se enfrentan a la vida con todo sus dramas. Se habló de la agilidad de la lectura, la riqueza del lenguaje y la prosa hipnótica que aunque parezca sencilla y llevadera, tiene inmersa una enorme dosis de poesía y bellas imágenes compuestas en palabras. Aunque sea para describir la belleza del dolor. Y ese fue precisamente uno de los grandes puntos que se concluyó, cómo González maneja un tema que pudo caer en el melodrama más fácil hasta llevarlo a un canto sobre el dolor, la tristeza, la vida... y el derecho a elegir cuándo finalizar con ella. 

Contrario a lo que pensaba la presentadora, el tema de la eutanasia no resultó tan polémico entre los miembros del Club, quienes incluso afirmaron que no sólo un joven con alguna discapacidad o problema físico tiene el derecho a no prolongar su dolor, sino que incluso en la vejez. Otro de los grandes temas que se trata en la novela.   

Además, compartimos y leímos los fragmentos que más gustaron, que no fue difícil elegirlos, porque abundan en las páginas del libro. Personalmente, pienso que en literatura colombiana y hasta hispanoamericana, es de las mejores lectura que he hecho en los últimos años. Y espero darle pronto una nueva revisión para poder escribir un análisis más amplío. 


Para la próxima semana, tenemos el segundo autor colombiano: Juan Gabriel Vásquez con "Historia Secreta de Constaguana". Presentado por Roberto Pretelt.

No hay comentarios:

Publicar un comentario