Lolita, Vladimir Nabokov

Mayo 19. Vladimir Nabokov, Lolita (191 páginas). Resumen. Habrá presentación de la película.

Dice Mario Mendoza, Mayo 24, 2010
No se sabe a ciencia cierta si Nabokov inventó a Lolita o la descubrió: "La verdad -ha dicho Giussepe Verdi- puede ser descubierta o inventada, si es inventanda, un tanto mejor" o algo así. El hecho es que Navokov la "creó" como literatura, en su más alto sentido: como una forma única e irrepetible, siempre llena de ansiedad, belleza y muchos otros sentimientos humanos. Quiero decir: la convirtió en arte, en arquetipo, en una fémina única, una Helena cuasi raptada, una Margarita faustiana, una Briseida disputada por un temible guerrero y por el rey de los hombres, una Ulalume, una Annabel Lee, una Ifigenia tristísima, una Dido inconsolable, una Ariadna desolada, una Carmen, una Desdémona, una Penélope que urde en secreto el destino de Ulises; todas los arquetipos de la mujer estarían incompletos si no se incluyera el de esa "niña mujer" que seduce con inocencia despiada a dos hombres maduros con los cuales teje tramas crueles narradas con una impecable y fina sevicia que sólo Vladimir Nabokov logró plasmar de una manera natural, como si la historia no sólo fuera posible, sino frecuente, y uno quizás caiga en la trampa fantástica y llena de arenas movedizas que consiste en la ilusión de encontrar Lolitas en la realidad, en la vida, en el mundo.
Eso ya merece que Navokov se eleve a la estatura de genio, y a que el hecho de que haya inventado o descubierto a Lolita sea irrelevante, sin que esto sea un baculazo (Nacho dixit) contra nadie, y mucho menos contra mi amigo y casi miembro de la familia (por el lado de Sícalo) Raimundo alias "El Chiqui" Pinaud. Nada de eso, mi amigo. Se trata simplemente de que expreso lo que yo pienso, que es, por lo tanto, subjetivo. Es que como soy un sujeto, soy subjetivo: por mucho que lo intente no puedo ver la realidad desde el punto de vista de un objeto, así que...
Y bueno, como hoy tengo tantas ganas de escribir a los amigos de tan selecto club de lectura, quisiera decirles que he pensado, mientras escuchaba (y veía) el DVD "Años de peregrinaje" de Liszt, comentados e interpretados por Alfred Brendel, una obra de arte insuperable que si usteden quieren podrìamos escuchar y ver (no toda, sino sólo la segunda parte, Italia, en una sesión especial del Club de Lectura); les decía que he pensado, oyendo a Liszt y a Brendel, que un algún momento se convierten en una sola cosa, algo así como "LisztBrendel", he pensado que (aquí comienza lo que creo que es una frase original, y todo lo anterior creo que no fue sino un pretexto para escribirla): El ideal de un hombre romántico debería ser el de crear una fantasía llena de insoportable belleza, y luego lograr, no importa el esfuerzo honesto que sea necesario, convertirla en realidad. Una especie de fàbula de Pigmalión y Galatea, pero en la cual no intervienen los dioses, sino sólo la voluntad, el talento y la forma más exquisita de sabiduría humana.
Y con esto quiero decir que mi arquetipo romántico es Liszt, por lo menos para la música, y que disputa con Goethe, Byron, Rachmaninoff, Mahler y Schubert el trono del Romanticismo. Es como si Liszt fuera al Romanticismo lo que Leonardo fue para el Renacimiento. Bueno, otro día seguirmos discutiendo.
Pero no puedo terminar este mensaje sin mencionar un pensamiento de Fernando Pessoa, que lo interpreto (subjetivamente, por supuesto) como que el verdadero creador no puede ser opacado por los precursores,  y dice algo así como que Juan el Bautista puede haber sido el precursor de Jesucristo, pero que no fue Jesucristo.
OK, yo uso la mente de Pessoa para decir que la historia de Lolita puede tener precursores, pero sin Nabokov, no tendría creador. Y que los precursores estaban muy lejos de poder equiparse, en esta severa ecuación, a la estatura de Juan el Bautista.

De Mario Mendoza:

"“... Lolita no conlleva moraleja alguna”. Sólo se trata de delectación estética según Nabokov."


En este vínculo, en el aparte "Crueldad en Nabokov", podemos leer una interesante opinión sobre Lolita de un ironista liberal, Richard Rorty [según el autor de la nota, Prof. Salvador Lanas] Más adelante podríamos referirnos a la moral de la novela, y por extensión al papel de la moral en el arte. Se recomienda la lectura de la obra original de Rorty y de la novela original de Navokov, por supuesto. Un abrazo a todos.

 

Aporte de Raymundo Pinaud:
Lolita: ¿historia de amor o pornografía? 

Who Invented Lolita? Artículo de The New York Times  Christopher  Caldwell. Mayo 23, 2004.



TÍTULO ORIGINAL Lolita
AÑO
1962
DURACIÓN
152 min.   Trailers/Vídeos
PAÍS
 
DIRECTOR Stanley Kubrick
GUIÓN Vladimir Nabokov (Novela: Vladimir Nabokov)
MÚSICA Nelson Riddle
FOTOGRAFÍA Oswald Morris (B&W)
REPARTO James Mason, Sue Lyon, Shelley Winters, Peter Sellers, Marianne Stone, Diana Decker, Jerry Stovin, Gary Cockrell, Suzanne Gibs, Roberta Shore, Cec Linder, Lois Maxwell, William Greene, Eric Lane, Shirley Douglas, Roland Brand, Colin Maitland, Irvin Allen

No hay comentarios:

Publicar un comentario