Película Dogville

Septiembre 21  Película Dogville

 Dogville es una película del año 2003 dirigida por Lars von Trier y protagonizada por Nicole Kidman. Es la primera película de la trilogía Estados Unidos: tierra de oportunidades, seguida por Manderlay de 2005 y Wasington, aún por realizar. La cinta compitió en la selección oficial del Festival de Cannes de 2003.

De Alejandro Sabogal Septiembre 21
Bueno, excelente la sesión de hoy en el Club de Lectura con la gran película Lars Von Trier: Dogville.

Esta es como la cuarta vez que la veo, y observo que hay muchas cosas en el contenido de la película para analizar. Aunque definitivamente la mejor visión es la primera vez. Me pareció interesante el ejercicio colectivo, ya que me di cuenta de que el efecto es general. Yo había hecho el ejercicio colectivo en la clase que daba en la Universidad, y también tuve la misma reacción, aunque debo confesar que al principio temía aburrir a los estudiantes con esa ambientación tan diferente. Pero el resultado se ve con la compenetración poco a poco con el filme.

Creo que se pueden comentar muchos temas al respecto, por lo que sería interesante conocer las opiniones de todos los que la vieron por primera vez.

Nota aparte:
De Lars Von Trier, hay otras películas muy buenas. Entre ellas destaco (de las que he visto) una que me pareció impactante: “Bailar en la oscuridad”. La única que no le soporté fue “Anticristo”.

Y otra que me vi la semana pasada fue “El Árbol de la Vida” de Terrence Malick, la estaba esperando desde inicio de año y no me ha decepcionado, al contrario me ha encantado.
Es curioso porque este tipo de películas siempre tienen dos reacciones: los que las adoran y los que las detestan, como una proporción casi igual, y en donde nunca hay un término medio, sólo esas dos opciones.

Y bueno, esperemos ver los comentarios sobre la película…


Y bueno este es un comentario que hice hace un tiempo, la segunda vez que me la vi:

Hace poco volví a ver la gran película de Lars Von Trier: Dogville. Esta película es una enorme obra de arte. La técnica de Von Trier es innovadora y magnífica, se trata del Dogma 95. Esta técnica tiene como característica llevar al mínimo los “decorados” en una película y centrarse en el aspecto más dramático, en sus personajes. Absolutamente todo un reto para los actores.

Toda la película es simbólica, encontramos un pequeño pueblo: Dogville, donde las casas no tienen paredes, son invisibles, además de las paredes los animales y las plantas también lo son. Los personajes y los habitantes de Dogville están a la vista de todos los espectadores. Podríamos decir que el espectador, a través de esta técnica inmediatamente entra a formar parte de la película, observando sin restricciones todo lo que ocurre, y es inevitable quitar la vista en todo su transcurso sobre este pequeño mundo.

Al tener un acceso directo a los personajes, y no tener distracciones ni efectos especiales, podemos sumergirnos en el alma de cada personaje. Y eso es lo que sucede con la protagonista de la historia, Grace. Quien es interpretada por una indescriptible Nicole Kidman, que trasmite muchísimo con sus ojos y sus gestos. Kidman hace una de sus más grandes actuaciones en el cine (sino la mejor), y somos testigos de su transformación. Pero una trasformación de su alma, así como la transformación de todos los personajes del pueblo, quienes al principio parecen ser muy buenas personas. Pero queda claro que cuando obtenemos algún tipo de poder o autoridad, el ser humano se transforma. Los habitantes del pueblo la tuvieron, y al final Grace también.

Esta película es descrita como una radiografía al alma de las personas y su verdadera esencia. Y podemos apreciar mucho más esto, gracias a la técnica del director que permite una visión de cerca a cada personaje.

El final de la película es brillante, además de algunos diálogos, todo lo que ocurre al final es sorprendente. Y lo peor es que somos y nos sentimos como cómplices de Grace al final, al menos yo lo sentí así. Por lo que con esa reacción que tuve, me senté a reflexionar si realmente el mensaje que intenta trasmitir Von Trier es verdadero.

Ver esta película es una experiencia que cada persona debería tener, para mirarse en el espejo y observar dentro de su alma después de verla. Al final, en realidad vas a pensar: “¿Efectos especiales?, ¡quien los necesita!”.





23:27

No hay comentarios:

Publicar un comentario